Apocalyptica vuelve a sus origenes con Cell-0

La banda de metal sinfónico repasa todos sus elementos instrumentales para hacer este disco.

Los finlandeses regresan con su nuevo disco Cell-0, un trabajo completamente original después de Shadowmaker, lanzado hace 5 años, aquí en Plazebo ya lo escuchamos y esta es nuestra opinión.

Recordemos que en 2018 Apocalyptica lanzó un homenaje en vivo a su banda favorita Metallica, además de estar más activo en las colaboraciones que de un trabajo de larga en duración. Como primera y gran novedad notamos que Desde Inquisition Symphony no teníamos un disco sin la participación de un vocalista en por lo menos algún track, Cell-0 es una prueba, aquí están solos contra el mundo, a pesar de no tener un competidor dentro de su propuesta de metal sinfónico, cada sonido nuevo es escuchado atentamente por la crítica.

Es un disco con 10 canciones y una duración de 54 minutos que definitivamente debes escuchar en tranquilidad, con todos los sentidos enfocados en la esencia del trabajo, y esto te lo decimos con el fin de que puedas experimentar los matices del mismo, a pesar de ser bastante digerible y apto para cualquier oído, hay detalles que solo se pueden apreciar con un buen trabajo de escucha.

 El álbum inicia con Ashes of the Modern World, tema de casi 7 minutos que nos deleita con el excelente trabajo de Chelos por parte de Eicca Toppinen, Paavo Lötjönen y Perttu Kivilaakso, dignos de una banda que lleva más de 27 años en la escena, la progresión va a ser el referente aquí y en casi todos los sencillos, exceptuando algún trabajo de cuerdas que sirven como interludios para la siguiente pista, viajamos por momentos de tranquilidad hasta altos picos de intensidad.

Otro de los fuertes que destacamos son los solos orquestados por los finlandeses, canciones como Cell-0 o su sencillo promocional En Route to Mayhem son exquisitos y de alto nivel, sabemos que no es ninguna novedad, desde sus inicios desplegaban una gran ejecución en sus instrumentos, no obstante, siempre causa emoción cerrar los ojos y apreciar cada una de las notas.

Tenemos canciones como Rise, o momentos en Fire & Ice (la favorita de Plazebo) en el que nos transportamos a otra época sin duda, sello de la casa de Apocalyptica, apoyándose mucho en recursos alternos como instrumentos de viento, teclados, sin dejar nada al azar, todos están puestos para brindar un momento diferente.

Debemos reconocer la capacidad creativa de los músicos, normalmente la responsabilidad de que un disco salga bien o mal se puede dividir en muchos factores, mala producción, mala ejecución vocal, cero estructuras, música repetitiva, aquí son 4 cellos contra el mundo que han hecho un buen disco, cosa que se debe aplaudir.

Hacemos un apartado especial para la batería del señor Mikko Sirén , es increíble cómo nos ayuda a entender más el concepto progresivo de la propuesta, además que no se siente invasivo en la mezcla final, acompañando en las sombras, pero teniendo una gran personalidad en segmentos específicos, brindando cambios muy interesantes y que nos recuerda porque seste nuevo disco también se puede ir a una corriente Metal.

Podríamos hablar de cada track de forma independiente, sin embargo, queremos que tú puedas crear tu propio concepto de lo que vas a escuchar, solo podemos decir que Cell-0 demuestra la importancia de Apocalyptica en la industria, nos permite salir un poco de una rutina sonora en la que a veces nos sumergimos, todo para tener otra perspectiva del rock en general, no es necesaria una guitarra saturada para adentrarnos a un mundo de oscuridad ni tener las ganas de sacudir nuestras cabezas en más de una ocasión. Está claro porque Hideo Kojima los haya elegido para formar parte la banda sonora de Death Stranding.

Como punto flaco solo podríamos conceder alguno que otro momento en el que se pudo haber hecho más en la composición, algunos conceptos ya fueron trabajados previamente, pero es un detalle mínimo y que para nada opaca lo que escuchamos. Un excelente álbum por donde se le mire.

Hemos disfrutado de hacer esta reseña, podemos sentir la esencia metal en todo el sentido de la palabra y esperamos que 2020 siga con tan buenos trabajos.