Green Day regresa con su nuevo disco Father of all Mother****

¿Estaremos ante una reinvención musical de la banda?

El trio californiano vuelve a girar con su nuevo trabajo de estudio Father of all Mother****, el número 13 de su carrera y que busca dejar en claro que aún tendremos mucho Green Day para rato. Aqui en Plazebo ya escuchamos su trabajo y esto es lo que pensamos.

Empecemos por sus antecedentes, si bien la agrupación tiene trabajos donde trata de presentar una experiencia diferente, la linea rítmica siempre se ha mantenido fiel a su estilo punk rock, llegando al punto de reconocer o por lo menos asociar una canción de su autoría escuchando unos segundos de la misma, con “Father of All…” Pasa todo lo contrario, nos metemos a territorios desconocidos tanto a niveles de producción como instrumentales y que nos agradó bastante.

Este disco nos va a llevar por diferentes etapas, encontraremos sonidos con bastantes pinceladas del Rock & Roll que se daba a finales de los 50´s e inicios de los 60´s, algo de Punk Surf e inclusos acercamientos al Rockabilly, en general un contexto que definiríamos como clásico, musicalmente hablando, tracks como Fire Ready, Aim, Take the Money and Crawl y Stab You in the Heart dan viva muestra de lo que hablamos.

Algo que nos gustó de este disco es la forma que han combinado los diferentes estilos musicales usados en el álbum para crear algo con personalidad, hay temas que se alejan de su zona de confort tanto vocal como rítmicamente, jugando mucho con teclados tipo organo, guitarras, bajos y percusiones más sobrias, algo que su productor supo canalizar de gran forma, no obstante entre más los escuchamos el sello Green Day empieza a notarse con más presencia que en una primera sesión.

Bille Joe Armstrong tambien se ha lanzado al vacío con ejecuciones vocales que muy pocas veces habia mostrado en el pasado, algo que se aplaude porque le da una sustancia diferente a los sencillos, poniendo su granito de arena para que la producción siga su curso retro, lo que si sentimos es que abordar los falsetes y notas altas debieron ser un suplicio para el guitarrista, se nota cierta incomodidad en algunos segmentos en temas como I Was a Teenage Teenage, que si o si debieron pasar por alguna limpieza en post producción.

Algo para resaltar es la ausencia de esa canción tipo balada que generalmente va en las producciones de Green Day y que los pone en los tops de popularidad, lo cual a nuestro punto de vista es un gran acierto, buscaron una propuesta fresca y la elección de temas finales es prueba de ello, lo que demuestra el compromiso con la disco.

Father of all Mother**** nos ha dejado con una muy buena sensación en términos generales, que sin duda formara parte de los grandes regresos para 2020.